El sistema de bike-sharing se dispara en todo el mundo

Sistema de bike-sharing en Madrid

 

Sistema de Bike-sharing en el mundo

Durante la pasada década cada vez más ciudades han adoptado el sistema conocido como bike-sharing. Este sistema de uso compartido de bicicletas permite tanto a las personas que viven en estas ciudades como a sus visitantes poder disfrutar de una bici en cualquier momento. El vehículo se recoge en un punto para su uso y una vez terminado el desplazamiento se deja en otro punto distinto de la ciudad. A cambio se abona una pequeña tarifa. Normalmente la estructura de precios de los sistemas bike-sharing están pensados para fomentar el uso de la bici en distancias cortas, lo que lo convierte en un método de desplazamiento ideal para todas aquellas urbanitas que necesitan llegar de un punto a otro de la ciudad de una forma efectiva.

sistema Bike-sharing infografia
Crecimiento de los sistemas bike-sharing en el mundo durante la pasada década.

 

El bike-sharing o el sistema de bici compartida ha demostrado ser efectivo en cuanto a la gestión del tráfico de las ciudades, ya que actúa como agente pacificador. Esto es lo que los hace tan populares en grandes ciudades o en lugares con una alta densidad de población. Hacia finales de 2014 los sistemas de bike-sharing estaban disponibles en aproximadamente 855 ciudades en todo el mundo. Según los datos recopilados por Russell Meddin para MetroBike, una consultora especializada en bike-sharing, la flota mundial de bicis compartidas cuenta ya con casi 1 millón de bicicletas, la mayor parte de ellas están ubicadas en China.
 

Sistema de Bike-sharing en Madrid

BiciMAD es el nombre que se le ha dado al sistema de bike-sharing en Madrid. Actualmente (Enero 2017) la flota cuenta con 2028 bicicletas eléctricas y da cobertura a 8 distritos de los 21 que tiene la ciudad.

El sistema de bike-sharing normalmente está impulsado y gestionado por la administración pública. La bici se recoge en un punto de la ciudad y se devuelve en otro punto diferente. La persona que hace uso de ella sólo la tiene consigo durante el tiempo de desplazamiento, después la entrega para quien la pueda necesitar.

A diferencia con otros sistemas de bike-sharing, el de Madrid obliga al pago de la bicicleta desde el primer minuto de uso. Por otro lado, ofrece bonificaciones por recoger bicicletas en estaciones sobrecargadas y entregarlas en estaciones vacías. Aunque debido a una deficiente gestión de la empresa la iniciativa ha pasado por momentos de duda, en la actualidad sigue avanzando.

Está previsto que en el año 2017 BiciMAD aumente su flota y que este sistema de bici compartida se incluya dentro del abono transportes de la Comunidad de Madrid. De esta forma se espera incentivar su uso conseguir importantes progresos en materia de movilidad sostenible durante los próximos años.

 

El sistema de bike-sharing se dispara en todo el mundo
4.64 (92.73%) 11 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *