La felicidad en las empresas

La felicidad en las empresas

La felicidad en el trabajo es posible. Los trabajadores y trabajadoras con cualidades como el optimismo, la creatividad, la flexibilidad o la empatía son más productivos para las empresas, según investigaciones en trabajo saludable. Éste es un planteamiento un tanto egoísta pero que, aunque sólo sea por productividad, está siendo integrado por muchas empresas en sus procesos de producción.

Las organizaciones lo tienen claro: una persona que trabaja con optimismo rinde más y mejor. Un estudio del IOpener Institute de Oxford sostiene que el tiempo que dedica una persona feliz a sus tareas en el puesto de trabajo es el doble, lo hace con mayor energía y desarrolla un vínculo más fuerte con la empresa que una persona infeliz. Ésta es la razón de que algunas compañías (todavía pocas) se hayan lanzado a medir la felicidad de su plantilla y estén empezando a crear tendencia.

Según expertos existen algunos puntos clave en la consecución de la felicidad en el trabajo:

  • Escuchar a las personas con las que trabajas y conocer su nivel de satisfacción. Éste es un aspecto importante para todo el equipo. Las personas han de sentirse valoradas y su trabajo reconocido por parte de sus responsables y a nivel corporativo.
  • Dejar margen de decisión y capacidad de influencia a trabajadores y trabajadoras. De esta forma se consigue que éstos se empoderen y que asuman sus responsabilidades de una forma más positiva.
  • Buscar motivación. Ayudar a la gente que realiza un trabajo rutinario sin vocación a que encuentren alguna ventaja en su tarea que les motive. Trabajar con alguna motivación siempre se disfruta más.
  • Celebrar es algo que siempre hay que tener presente y evitar los dramas cuando algo sale mal.

En definitiva, el objetivo no es tanto una búsqueda directa de la felicidad, ya que esto es una cuestión muy personal,  sino de crear un ambiente de trabajo en el que las que personas consigan desarrollarse y realizarse profesionalmente.

 

Gestión de la felicidad

La felicidad constante no es un estado sostenible, no es posible estar feliz permanentemente. La película ‘Inside Out’ de Pixar (traducida como ‘Del Revés’ por estos lares) nos cuenta lo necesarias que son las emociones que percibimos como negativas, tales como la tristeza o la ira. A veces hace falta sumirse en un estado de enfado o de tristeza para darse cuenta de algunas cosas. De lo que al final se trata es de saber gestionar nuestras emociones para sacarles el mayor provecho de cara a nuestro propio bienestar.

Una fórmula posible que nos puede ayudar a gestionar las emociones tanto en el ámbito laboral como en el personal pasaría por los siguientes puntos:

  • Cuida de tu entorno y de tus redes.
  • Ten claras tus prioridades.
  • Fija tu atención en las cosas positivas.
  • Carpe diem, vive el momento y no te preocupes de más por lo que vaya a pasar mañana.
  • Recapitula con cierta frecuencia las cosas buenas que suceden en tu vida, seguro que son más de las que a priori puedes ver.

Y no olvides que el trabajo es sólo una parte de tu vida (o debería serlo) y un medio para conseguir otros fines. La felicidad en las empresas es tan posible como lo es en cualquier grupo de personas en el que nos encontremos, ya sean equipos de trabajo, familias o grupos de afinidad.

 

La felicidad en las empresas
4.63 (92.5%) 8 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *